Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
Home / Ciencias / Una mirada científica y local al riesgo de alta marea roja en Aysén
Marea roja Aysén

Una mirada científica y local al riesgo de alta marea roja en Aysén

*Articulo desarrollado por el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia.

La dramática situación que están viviendo cientos de familias en la región de Los Lagos y que mantiene a la isla de Chiloé prácticamente paralizada, con sus rutas de acceso y de circulación cortadas, además de un creciente desabastecimiento de productos esenciales tales como combustibles y alimentos, tiene su origen en un fenómeno oceanográfico nunca antes apreciado en la historia de esta zona: la marea roja y su expansión desmesurada. Pero, ¿cuáles son los factores naturales o no naturales que generaron esta amenaza tóxica para la salud de las personas y para la sustentabilidad de las economías familiares en base a los servicios que proveen los ecosistemas marinos, así como a la industria acuícola? Científicos y autoridades entregan algunas luces en torno al tema para saber cómo enfrentar a futuro problemas medioambientales de estas características que generan verdaderas catástrofes sociales y ecológicas en el sur de Chile.

La ciencia y la previsión de escenarios

La situación catastrófica que vive la región de Los Lagos, producto del incremento desmesurado de la letal marea roja está lejos de llegar a su desenlace final, y menos aún de esclarecerse las razones por las que ha surgido este peculiar fenómeno medio ambiental.

Para el director ejecutivo del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, CIEP, el oceanógrafo Giovanni Daneri, aquí se hace patente la necesidad urgente de una aplicación de la ciencia de manera pertinente, que se aboque a monitorear en forma permanente y sistemática los fenómenos relativos al florecimiento de algas nocivas, para poder detectarlas e investigar a qué se deben tales manifestaciones, si acaso a factores puramente ambientales, o bien a factores antrópicos. Daneri hace hincapié en la urgente necesidad que estos fenómenos puedan ser monitoreados y predichos mediante información científica veraz y oportuna, que permita elaborar estrategias de control y mitigación desde una fase temprana del surgimiento del fenómeno y no desde un escenario que no permita tener un margen de acción amplio, pues hoy día “nosotros ni siquiera tenemos claridad de cuál es la extensión geográfica que tiene la microalga, no contamos con una plataforma que señale la amplitud de la floración, los sectores que está abarcando, las profundidades a que se encuentra, por ende, estamos ciego absolutos”, explicó. A su juicio para enfrentar este tipo de fenómeno medioambientales debemos generar una red científica de monitoreo (que en parte está, pero necesita crecer), que nos permita establecer con certeza donde se gatilla el fenómeno y hacia donde podría dirigirse. “Lo que tenemos son una serie de especulaciones sobre el origen y el comportamiento del fenómeno, pero a ciencia cierta falta mucho por estudiar y monitorear, incluyendo aquí el modelamiento de escenarios y la generación de información que nos permita crear un sistema de alerta temprana, así como esclarecer con mayor precisión qué es lo que está pasando. Mientras no podamos establecer este tipo de información fidedigna, seguiremos en el camino de la especulación, defendiendo y atacando cada cual su postura, pero sin un respaldo sólido y científico que avale las mismas”. En este sentido, explica Daneri, hay una gran cantidad de factores que se han postulado preponderantes para explicar el hecho, y todas las hipótesis tienen algún grado de verosimilitud, “por ejemplo, se da la coincidencia del fenómeno de El Niño, debido al cual ha aumentado la temperatura por sobre los 2 grados que normalmente aumenta, en donde la columna de agua sufre una alteración importante. A esto sumarle otros factores relacionados a cambio climático o los propios florecimientos de algas que se registraron hace unas semanas atrás, con la consecuente mortalidad de peces en cultivo, y la manipulación de estos desechos orgánicos. Todos estos factores pueden estar implicados en el reciente fenómeno de marea roja que está atacando las costas de la región de Los Lagos, pero nuevamente insisto, a ciencia cierta no lo sabemos y lo que nos queda por hacer desde el área científica es fortalecer los sistemas de monitoreo para obtener información oportuna”, comentó.

Marea roja Los Lagos¿Riesgos en Aysén?

El fenómeno de marea roja que ataca tan severemante a la región de Los lagos proviene desde la región de Aysén, en eso coinciden muchos investigadores y expertos, esta última región donde su expresión se materializó en el período de verano, y donde se encuentra en un momento de declive o disminución, a pesar de que su presencia es importante. Así, por ejemplo, lo asevera el director del proyecto Marea Roja de Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y doctor en ciencia con mención en zoología, Leonardo Guzmán, para quien “de todas maneras, toda la región, incluyendo Caleta Tortel, tiene la presencia de la micro alga y toxina en los mariscos”. Sin embargo, lo que está sucediendo en la región de Los Lagos corresponde a un fenómeno distinto, pues se da en otro contexto geográfico y con características propias de la floración y aunque “proviene desde Aysén y se extiende hacia Chiloé, a fines de febrero, no es la misma floración, y la probabilidad que se repita una floración así en Aysén es muy baja para este año, debido a la estacionalidad del fenómeno que es más intenso en febrero y marzo”, puntualizó.

Para el especialista y director del Laboratorio de Toxinas Marinas del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, doctor Benjamín Suárez , también la expresión del fenómeno en Los Lagos es un movimiento de marea roja que proviene de Aysén y en este momento en la región de Los Lagos se ha manifestado en su mayor plenitud comenzando un proceso de depuración de las toxinas, el cual será paulatino, y no tardará menos de 4 semanas, “aunque también podría volver” explica, “lo cual se ha visto que ha sucedido en otras ocasiones”. Con respecto a esto el especialista menciona algunas interrogantes importantes que necesitan una respuesta científica, entre ellas, “cuáles son los factores que permiten el avance promedio de los dinoflagelados de un kilómetro y medio por día, como si fueran expertos nadadores”, interrogante que no se responde con la simple necesidad de alimentación de estos microrganismos, sino que responden a factores más complejos, que falta investigar. “Y para entender lo que está pasando, no han que perder la capacidad creativa y de intuición, pero cuando hay que contestar de manera científica, el trabajo es súper duro y hay que hacerlo con trabajo de campo, toma de muestras y mucho análisis”, agregó.

A lo anterior se suma lo dicho por el director regional de Pesca Cristian Hudson, acerca que “la marea roja ha estado presente en Aysén durante muchísimo tiempo” y aunque reconoce que no se han registrado niveles de toxicidad tan altos como los encontrados recientemente en la región de Los Lagos, concuerda con Daneri en que no hay certeza de si estos niveles podrían o no alcanzarse. “Los protocolos que Sernapesca ha definido para proteger a la población de la amenaza sanitaria que significa la marea roja para la salud de las personas, están elaborados de acuerdo a los antecedentes históricos que tenemos de su presencia en la región, y la situación que está ocurriendo en la región de Los Lagos sin duda que nos pone en alerta, pero no podemos prever un desenlace similar en Aysén. Hasta el momento, no tenemos información que nos indique que pueda suceder algo así”, indicó.

Por último, el vocero de los pescadores artesanales de Melinka Carlos Ruiz también explica que ellos llevan más de 15 años con la presencia de marea roja, pero a su juicio un aspecto muy preocupante es que la autoridad pretende explicar la mortandad de recursos como consecuencia de marea roja, algo que para él no es así, “si fuera así, nosotros en la undécima región estaríamos sin recursos ya. La marea roja no mata, y nosotros hemos tenido hasta 10.000 microgramos por cien gramos de toxina en los mariscos y nunca se ha muerto el marisco ni la fauna”. En este sentido apunta directamente a un envenenamiento, el cual podría llegar al archipiélago de Las Guaitecas producto de corrientes y mareas, por lo cual la situación es alarmante. “Para nosotros esto no es un tema solamente de marea roja, sino que de contaminación de nuestros mares, y eso nos tiene muy preocupados, porque Melinka y la región de Aysén podría pasar por lo mismo que está pasando Chiloé”, manifestó.

Más noticias

cerro castillo

En media hora Conaf y Muni Coyhaique retira dos toneladas de basura del Parque Cerro Castillo

Una indignante situación es la que se vive en el Parque Nacional Cerro Castillo, donde ...